Seguros de impago

Hoy me gustaria comentar una modalidad de seguro, encajada más bien en los seguros de riesgos financieros, y no tan conocido ni tan publicitado como el seguro del auto o del hogar, pero desde mi punto de vista, a efectos prácticos igualmente necesario para una sociedad avanzada.

Estoy hablando de los seguros de impagos. Siguiendo el esquema de la Ley de Contrato de Seguro, el objeto asegurado o el motivo de la contratación de este seguro seria el pago de una obligación frente a terceros cuando se dieran una serie de circunstáncias.

Estos seguros garantizan en caso de desempleo o incapacidad temporal del asegurado, el pago a la entidad de crédito, mientras dure esta situación, de un número máximo de cuotas mensuales del préstamo.

Modalidades puede haber varias, por ejemplo el seguro de impago de alquileres, por el cúal el seguro se haría cargo de las cuotas pactadas, en el supuesto que el arrendatoaio no pagara el alquiler. Un seguro que se ha puesto cada vez más de moda en España, aunque es verdad que la penetración del alquiler en España es baja comparada con otros paises de la U.E. y por lo tanto su mercado aún no es muy amplio. ¿Es recomendable? Entiendo que sí, sobretodo si existen dudas sobre la fiabilidad de los inquilinos (aunque entonces puede ser probable que la aseguradora deniegue contratar el seguro).

Tambien existe el seguro de crédito, que asegura a una empresa frente al riesgo del impago de clientes o proveedores, pero creo que este seguro por su trascendecia en el funcionamiento de la industria y el comercio, merece un post independiente.

Por lo anterior, y porque es el que más importancia tiene para los particulares o usuarios, comentaré el seguro de impago de préstamos.  Es un seguro que lleva años en el mercado, pero evidentemente con la crisis, y al ser un tipo de seguro que protege (como veremos) ante situación de paro, se ha contratado de una forma mucho más masiva en los últimos años, siendo razonablemente positivo para el asegurado, que se protege en circunstáncias de debilidad, y para la entidad prestataria, ya que se asegura el pago.

Seguro Prestamos

Suele ser una cobertura mensual (o sea, se contabiliza por cada 30 días que dura la circunstáncia que lo active), y  mientras dure la contingencia, el seguro se hará cargo del pago de la cuota (integra o en parte, según se haya pactado), y lo normal es fijar un limite de 12 mensualidades seguidas o bien 36 mensualidades alternas.

Voy a hacer una breve síntesis de las coberturas, bondades o defectos que puede tener este seguro.

Coberturas del seguro de impagos de préstamos

  • Paro. La cobertura que suele ser tenida como principal es el pago de las cuotas siempre y cuando la persona obligada al pago esté en situación de desempleo. Obviamente, es imprescindible disponer de trabajo indefinido o fijo discontinuo previo (si no seria un siniestro cierto, algo que la Ley prohibe), y esta circunstáncia debe ser ajena a la voluntad del asegurado. ¿Que se suele excluir? Normalmente no se da cobertura si el despido es procedente, o si no se supera el período de prueba.
  • Incapacidad temporal. Seria el pago de las cuotas en el caso que la persona obligada al pago tuviera una circunstáncia legal de incapacidad temporal, por enfermedad o accidente. Igualmente, se tiene que dar la necesidad de estar trabajando como indefinido, funcionario o autónomo, y ser un médico de la Seguridad Social, quien determine legalmente dicha incapacidad. ¿Que se suele excluir? Pues en esta cobertura, cualquier incapacidad que no sea la legalmente declarada por el médico, y la baja por maternidad, suelen ser sus exclusiones más generales.
 Como cualquier seguro, requiere un asesoramiento, leer bien las condiciones y saber bien las coberturas y exclusiones. Además, como está vinculado con un prestamo, ya sea a través de una hipoteca o de un crédito de otro tipo, doblemente hay que informarse, a través de la entidad financiera, o buscando información en páginas o blogs, como pudiera ser ésta, ya que hay saber las condiciones financieras y los detalles de dichos prestamos, independientemente del seguro que los acompaña.
Entonces, ¿seria recomendable contratarlo?. Pues cada persona tiene que evaluar su situación, y las condiciones del seguro, evidentemente, cuando llega una situación de paro, y tienes un seguro que te cubre las cuotas del préstamo, debería ser una sensación reconfortante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *