El caso Volkswagen y el seguro

En esta post quiero hacer un pequeño análisis sobre la relación de un caso real, famoso, y conocido por el todo mundo, con el mundo asegurador, para dar a conocer que la mayoría de veces que ocurren este tipo de cosas, existe una gran vinculación con el seguro, que cumple una función en estos casos de protectora de la actividad económica.

Como es sabido, el caso se destapa en Estados Unidos, cuando le realizan un acta de sanción por el incumplimiento de la normativa sobre emisiones. Todo lo demás, cae como un castillo de naipes, y la empresa tiene que reconocer que desde 2009 hasta ahora, ha insertado un software que detectaba cuando se estaban realizando pruebas, ajustando todos los valores a lo definido por el fabricante, y cuando se estaba circulando, inutilizando mecanismos y haciendo que subieran las emisiones.

Seguros

La empresa ha hecho publico que están afectados 11 millones de vehículos, y su Presidente a nivel global dimitió el 23 de septiembre.

Creo que todo el mundo ha leido o comentado algo sobre esta notícia, una de las más importantes del año, por lo que no os aburriré con detalles sobre el caso, sino que iremos al objeto del artículo… ¿Como afecta este caso al seguro?.

Revisando los diferentes productos aseguradores, vamos por partes:

  • Responsabilidad Civil de Productos:  es una cobertura que suele indeminizar a terceros perjudicados por productos defectuosos que hayan ocasionado daños a los mismos. A priori, puede parecer que es una cobertura que deberia salir al paso de este tipo de reclamaciones, pero revisando bien en que consiste esta cobertura, vemos que falta el propio objeto definidor: producto defectuoso y daños personales o materiales. Normalmente no se entiende que un producto sea defectuoso porque no cumpla la calidad que deberia tener, así que sólo por ese punto no seria de aplicación, pero además, es discutible que este caso (si bien parece tener muchas repercuisones) haya causado o pueda causar daños personales y materiales directos.
  • Retirada de Producto (Product Recall): estariamos ante una cobertura similar a la anterior, es habitual en vehículos el realizar llamamientos a taller, cuando se detectan fallos, estos costes, de publicidad, etc suelen estar cubiertos por esta cobertura, pero bien, en este caso estamos ante un hecho “doloso” o sea, la entidad sabia que estaba introduciendo ese software, por lo que a priori, la llamada a taller tampoco podrá ser pagada por la misma, al ser un hecho “voluntario” y por tanto excluido de cobertura.
  • D&O: es el seguro que da protección a las reclamaciones contra los directivos por perjuicios de terceros derivados de su mala gestión (es un breve y seguro que mal resumen, pero en otro artículo ya lo trataré en exclusiva). Aquí, es donde vemos que puede haber una gran afectación, ya que los directivos, o bien sabian que estaban cometiendo este tipo de hechos, o bien, no habian hecho para “intentar saberlo” y por tanto, deberian asumir su culpa “in vigilando”.  Según la públicación Insurance Insuder, la corporación de Volkswagen tendría dos pólizas, una contratada en Alemania con cobertura mundial, y otra específica para Estados Unidos, con un capital de 500 millones, siendo Zurich Insurance la abridora (evidentemente serán varias compañias en coaseguro, y montado en varias capas, por lo que a nivel de riesgo para aseguradoras, está diluido).

¿Y que reclamaciones se preveen?

Pues como adelantaba el díario el Mundo, el bufete Sutts y Strosberg, de la localidad canadiense Windsor, ha presentado una demanda colectiva contra Volkswagen por valor de 1.000 millones de dólares (820 millones de euros) en daños y otros 100 millones (82 millones de euros) de multa. Otra firma canadiense, James Brown & Associates, de la ciudad de Edmonton, también ha solicitado 1.000 millones de dólares.

El fabricante alemán ha contratado los servicios del bufete Kirkland & Ellis, el misma que defendió a la compañía petrolífera BP tras el desastre de la plataforma Deepwater Horizon en 2010 en el Golfo de México frente a las costas de Luisiana, en Estados Unidos.

Por otro lado, es probable que accionistas minoritarios se decidan a realizar una acción judicial, en reclamación por la pérdida bursátil que ha tenido la empresa (ha perdido un cuarto de su valor desde el inicio).

Por todo lo anterior, es muy probable que se supere el limite de 500 millones, y la emrpesa tenga que pagar de su propia cuenta, sin contar las multas y sanciones que pueda tener, que salvo excepciones, tampoco suelen estar cubiertas.

Todo ha hecho que el riesgo de quiebra de la empresa, haya crecido desde el 3% hasta un 25%, si antendemos a los Credit Default Swap, que han pasado a 282 puntos básicos (este seguro, como resumen, es el que se usa para protegerse de la posibilidad que un acreedor de un crédito quiebre).

Ahora bien, es muy muy improbable que eso se produzca, dado que es una entidad sistémica a nivel mundial, y hay que recordar que el 20% de su accionariado es del Land alemán de Baja Sajonia, por lo que habría mecanismos públicos para su rescate, y más aún con el antecedente de General Motors, que fue rescatado en 2008 con 22.000 millones de dólares de inyección por parte del Gobierno de Estados Unidos.

Hay muchas más dudas, como por ejemplo, ¿quien me pagará si me suben el impuesto de circulación o si tiengo que devolver el PIVE?. La empresa ha dicho que se hará cargo de todos los costes… pero en muchos casos, es probable que no cuente con un seguro para respaldarlo.

He intentado hacer un resumen, pero si teneis cualquier petición o comentario, estaré encantado de leeros!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *