Diccionario de Seguros

Buenos días!

Aunque se puede pensar que este blog está pensando para profesionales del sector de seguros, me encantaria que todo el mundo que le gustara el tema, ya sea por la história, por las curiosidades, o simplemente haya llegado por casualidad, disfrutara del contenido.

Entiendo que muchas veces el lenguaje puede ser algo confuso, por lo que pongo unas nociones básicas de las palabras más “técnicas” que se pueden usar en el sector:

(Fuente: propia, Diccionario de Seguros de Mapfre, Mutua Madrileña y Fenix Directo).

Prima (premium): Aportación económica que ha de satisfacer el contratante o asegurado a la entidad aseguradora en concepto de contraprestación por la cobertura de riesgo que este le ofrece. Desde un punto de vista jurídico, es el elemento real más importante del contrato de seguro, porque su naturaleza, constitución y finalidad lo hacen ser esencial y típico de dicho contrato.

Técnicamente, es el coste de la probabilidad media teórica de que haya siniestro de una determinada clase. Si en un país, o zona determinada, hubiese 1.000.000 de automóviles, respecto a los cuales la experiencia demostrase que, al cabo de un año, 250.000 de esos vehículos iban a tener siniestro por un importe de 500 euros cada uno, la prima que el asegurador debería cobrar individualmente a las personas cuyos vehículos quisieran asegurar sería la de 125 euros:

Este ejemplo simple pone de manifiesto que la prima debe ser proporcional, entre otros aspectos, a la duración del seguro, al mayor o menor grado de probabilidad del siniestro, a su posible intensidad o coste y, naturalmente, a la suma asegurada.

Un análisis más detenido del ejemplo anterior lleva a la consecuencia de que la prima no puede ser equivalente al riesgo, sino proporcional, porque el pago de la indemnización depende de un acontecimiento fortuito, que sucederá o no, y cuya cuantía se desconoce a priori.

Por otra parte, el asegurador no se limita a cobrar del asegurado el precio teórico medio de esa probabilidad (prima pura o de riesgo), sino que ha de gravarla con una serie de recargos, tales como:

• Gastos de administración (cobro de primas, tramitación de siniestros, haberes de personal de la empresa, etc.).

• Gastos de adquisición (comisiones de primas, marketing, etc.).

• Gastos de redistribución de riesgos (coaseguro y reaseguro).

• Recargo comercial (para obtener un beneficio lógico por el capital que arriesga la empresa aseguradora y el trabajo que desarrolla).

Todos estos recargos convierten la prima pura o prima de riesgo en prima comercial.

Todavía la entidad aseguradora ha de satisfacer otra serie de gravámenes que repercuten sobre la prima comercial y que se denominan impuestos y accesorios, los cuales dan origen a la prima total que el asegurado ha de satisfacer definitivamente a la aseguradora.

En resumen, los elementos componentes esenciales de la prima son los siguientes:

1. Precio teórico medio de la probabilidad de que ocurra un siniestro.

2. Recargo por gastos de administración, adqusición, compensación y redistribución de riesgos, más el beneficio comercial.

3. Otros gastos accesorios o fiscales repercutibles en el asegurado.

De estos elementos o de sus combinaciones surgen los siguientes tipos de prima:

1 = prima pura o prima de riesgo.

1 + 2 = prima bruta o prima comercial. Prima neta o prima de tarifa.

1 + 2 + 3 = prima final o prima total.

eterminadas cláusulas, como el bonus por baja o nula siniestralidad, o el malus por siniestralidad excesiva.

Carencia: Es el período estipulado que transcurre entre el alta de póliza y la posibilidad de solicitar determinadas coberturas.

Coaseguro: Supuesto en el que concurren dos o más entidades aseguradoras en la cobertura del mismo interés, riesgo y tiempo. Salvo pacto en contrario, cada asegurador está obligado al pago de la cobertura y prestación que asegura en proporción a su cuota respectiva.

Capital Asegurado: Es el valor atribuido por el titular de la póliza de seguro a los bienes declarados en el contrato.

Franquicia: El asegurado participa en el riesgo; supone que el asegurado empleará la diligencia debida en todo momento del contrato, lo que conlleva una reducción en la prima.

Infraseguro: Situación que se produce cuando el valor que el Asegurado o Tomador atribuye al objeto garantizado en la póliza es inferior al que realmente tiene.

Indemnización: Importe que está obligado a pagar contractualmente la Entidad Aseguradora en caso de producirse un siniestro. Es la contraprestación económica que corresponde al Asegurador a cambio del pago de la prima que corresponde al Asegurado. En los seguros sobre personas, la indemnización corresponde al capital pactado en la póliza. En los seguros sobre cosas es la reposición económica en el patrimonio del Asegurado del valor del objeto dañado o desaparecido en el siniestro, bien a través de la reposición del objeto o mediante la entrega de una cantidad en metálico equivalente al valor real de los bienes. En cualquiera de los casos la indemnización no puede superar el importe de los perjuicios sufridos, dentro de los límites pactados.

Ramo: Modalidad o conjunto de modalidades de seguro relativas a riesgos de características similares. Ejemplos: Ramo de Vida, Ramo de Incendios, Ramo de Automóviles, etc.

Reaseguro: Coloquialmente lo podemos definir como “el seguro de los aseguradores”. Instrumento técnico del que se vale una Entidad Aseguradora para conseguir una compensación y homogeneización de los riesgos asegurados, mediante la cesión de parte de ellos a otros Aseguradores.

Responsabilidad Civil: Obligación que tiene una persona de reparar los daños y perjuicios causados a otra. Si dicha responsabilidad nace de un contrato entre ambas recibe el nombre de Responsabilidad Civil Contractual.

Daños Materiales: La destrucción o daño de bienes muebles e inmuebles, incluyéndose la perdida de uso de los mismos.

Reclamación: Petición formulada por el asegurado al asegurador en la intención de que se cumpla su obligación de indemnizarle como consecuencia de un daño o responsabilidad, cuyas causas se encuentran garantizadas por el contrato de seguro.

Análisis de riesgo: Conjunto de acciones (selección, tarificación, previsión de riesgos y control de resultados) dirigidas a obtener equilibrio en los resultados de la actividad aseguradora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *