Triste parte de la historia del seguro: Seguro para esclavos

Siempre dicen que hay que aprender del pasado para no repetirlo, y es por eso, que ahora presento una triste parte de la historia del seguro, como era el seguro de vida para esclavos.

Seguros

Hay que tener en cuenta el contexto, o sea, donde se contrataban dichos seguros era una práctica habitual y aceptada tener o traficar con esclavos, por lo que socialmente no estaba mal visto, sino que era una práctica acorde con lo que la sociedad aceptaba.

El sector asegurador intervino para apoyar el negocio de la época relativo a los esclavos, que primera fue el tráfico, y luego el mantenimiento de negocios como plantaciones, granjas o alguna industria. Los dueños, terratenientes o negreros pagaban por el seguro de vida de sus esclavos, así que si estos fallecían o se incapacitaban (o incluso tenían clausulas por si huían) estos cobraban una indemnización.

Para las aseguradoras era como cualquier riesgo técnico, se calculaba una base actuarial, una prima técnica y una prima comercial. Adjunto un ejemplo de primas en función de las edades, etc.

Tarifa Seguros Esclavos

 

Como decía, no era algo que diera “vergüenza” a las aseguradoras, ya que era lo que la sociedad demandaba (o por lo menos, la sociedad blanca), así que se publicitaba sin problemas:

Anuncio seguros negros

 

Cuando la práctica fue abolida, rápidamente se dejó de trabajar el ramo, y pasó al olvido, pero no deja de ser algo que recordar, para no olvidarlo.

Este tema trajo ejemplos como la “Masacre del Zong“, donde el capitán de un barco negrero inglés, prefirió tirar por la borda 142 esclavos negros (niños y mujeres incluidos) para cobrar el seguro. El posterior juicio (hablamos de 1782) no se refería al asesinato cruel, sino que si la aseguradora tenia que pagar o no por las circunstancias en que fue todo. La sentencia, propia de la época, lo dice todo: la aseguradora tiene que pagar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *